lunes, 18 de junio de 2018

ORACIÓN POR UNA IGLESIA INCLUSIVA Y DIVERSA


En un mundo en el que hoy en día solo nos fijamos en las diferencias;
entendemos que es hora de fijarnos en las similitudes,
una de estas es el respeto y otra es el amor.



¿Y si nos damos la mano en lugar de la espalda?
¿Y si nos cuidamos el uno al otro y cuidamos nuestras palabras?
¿Y si nos vemos a los ojos y nos aceptamos tal como somos?
¿Y si nos amamos?
¿Y si dejáramos de lado el prejuicio, el odio, la rivalidad?
¿Y si nos abrazáramos entre hermanos bajo el amor del “todo poderoso” y así crearíamos el reino de los cielos aquí en la tierra?
¿Y si simplemente nos damos entre todos la paz?
¿Acaso no sería todo mejor?




Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en Dios, y Dios en él. 
1Juan 4:16

Si alguno dice: Yo amo a Dios y aborrece a su hermano, es mentiroso.
Púes el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a dios, a quien no ha visto?
1 Juan 4:20

Y el segundo es semejante: Amaras a tú prójimo como a ti mismo.
No hay otro mandamiento mayor que estos.
Marcos 12:31

El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano,
está en tinieblas.
1 Juan 2:9-11



ORAMOS por las familias con creencias religiosas de cualquier índole
para que a la luz del conocimiento de la diversidad, acepten a sus hijos GLBT y demuestren hacía ellos el amor que Dios nos da a todos nosotros.

ORAMOS para que varios adolescentes GLBT no sean expulsados de sus casas y rechazados de sus familias. Al abandonarlos, es prácticamente  exponerlos  que  caigan fácilmente en acciones que van a destruir sus vidas tanto moral, física y espiritualmente.

ORAMOS por que las Iglesias, no importa su denominación, entiendan que cada vez que rechazan a una persona GLBTI,   lo están poniendo en manos maligno. La misión de la Iglesia es la Inclusión, no la exclusión.

ORAMOS por tanta gente GLBTI que vive alrededor del mundo con varios miedos. El temor a ser rechazado, a ser odiado, a ser despreciado, a ser torturado, y hasta de ser asesinado.

ORAMOS por todas las personas GLBTI que no tienen voz. Especialmente en países donde los persiguen, castigan o tienen incluso la pena de muerte.

ORAMOS  por que se frene todo tipo de violencia en contra de las personas GLBTI, y en nuestro caso, que frene el odio  que están propagando varias campañas con tinte religioso.

ORAMOS por tantas personas GLBT que se han suicidado ante tanta presión social y religiosa en contra de ellos.

ORAMOS por tantos padres de familia que son homosexuales, y tienen que ocultar su orientación sexual por no destruir sus familias y que no les hagan ningún daño a sus hijos.

ORAMOS por tantos religiosos que son gays, lesbianas o bisexuales que por encubrir su orientación sexual y mantener los beneficios que la vida religiosa les da a varios de ellos , han hecho campañas muy sucias atacando a las personas GLBT retrociediendo en estos casos la lucha de los derechos de las personas sexualmente diversas por lograr una vida digna.

ORAMOS por todas las personas Trans, que por el hecho de ser las más visibles son las más violentadas.

ORAMOS por las personas GLBT que están huyendo de Venezuela, porque existan organizaciones humanitarias que les ayuden. La situación de ellos, especialmente de las personas transgénero es muy difícil ya que para ellas es más difícil conseguir trabajo.

ORAMOS para que desaparezca el estigma en contra de las personas viviendo con VIH,  tachándolas como que esta enfermedad es un castigo de Dios.  Jesús dice que debemos ayudar al enfermo, no juzgarlo.

ORAMOS por tantas personas GLBT que hemos querido servir a Dios en el servicio al prójimo y hemos sido expulsados de nuestro ministerio o de nuestras iglesias por considerarnos no dignos del amor de Dios.

ORAMOS por las Iglesias para que sigan el mensaje de Amor e Inclusión de Jesús…y nadie, absolutamente nadie, tenga que ser rechazado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario